Inauguracion Escultura 75 aniversario de la liberaci贸n de los campos de exterminio de Auschwitz

 

 

Foto: Cortesía | Gobierno de Zapopan
 
 

La explanada de la Biblioteca Pública del Estado de Jalisco “Juan José Arreola” tiene una nueva escultura; en conmemoración al 75 aniversario de la liberación de los campos de exterminio, tras el fin de la Segunda Guerra Mundial. La escultura con la forma de una chimenea de los campos de exterminio nazis es obra de Lino Vite, con Miguel Flores para la realidad virtual (con mariposas que vuelan alrededor de la chimenea). 

Graciela Ciociano, presidenta de la Comunidad Hebrea de Guadalajara, recordó que en dichos campos fueron asesinados millones de judíos: “Tenemos la responsabilidad de la esperanza”. Graciela agradeció la alianza de la Universidad de Guadalajara y el gobierno de Zapopan para la ceremonia y por la responsabilidad de “Educar a las próximas generaciones en la igualdad”. 

Graciela le dio la palabra a Juan Manuel Durán Juárez, rector del CUCSH donde se inscribe la “Cátedra de Humanidades Primo Levi”, (dirigida por Dulce María Zúñiga). El rector resaltó que entre las tareas de la máxima casas de estudios del Estado está promover investigación científica y tecnológica, además de honrar los principios humanistas y la diversidad: “Con ese espíritu se creó la Cátedra Primo Levi en septiembre 2011”. La cátedra es una alianza de la Comunidad Hebrea de Guadalajara. 

Después, habló Alfonso Hernández Barrón, presidente de la Comisión Estatal de Derechos Humanos, para lanzar un mensaje de paz y dignidad representado por la escultura: “La primera en su tipo en la ciudad”. 

Para Alfonso, es importante “Hacer que no se olviden las tragedias”, dijo, para aclarar que el trágico episodio del Holocausto “No es un tema sólo del pueblo judío”. 

Continuó la ceremonia de encendido de velas para recordar a los millones de judíos fallecidos en el Holocausto. Invitados especiales de la comunidad encendieron cada una de las seis velas, en representación de los seis millones de judíos asesinados entre 1939 y 1945. 

Ciociano invitó a Trinidad Padilla López (director de la biblioteca que acoge la escultura) a encender una séptima vela en memoria de las víctimas no judías.  

Ari Ontiveros, presidente de la Comunidad Israelita de Guadalajara, recordó que “La memoria de más de seis millones está con nosotros. Estamos unidos para honrarlos en una batalla contra el olvido”. Ari agregó que se debe luchar contra las opiniones que niegan o minimizan los crímenes sucedidos durante la Segunda Guerra Mundial, además de prevenir el racismo, antisemitismo y genocidio, y condenar el odio. 

El rabino Marcelo Rittmer, presidente de Masortí en Latinoamérica, agradeció la organización del evento y el testimonio plasmado en la escultura. Sobre la violencia y los crímenes, Marcelo señaló: “Muchas de las tragedias que hemos visto, mucho del sufrimiento que vemos a diario se debe a que hemos pedido nuestros valores”.

 

Pablo Lemus, alcalde de Zapopan, fue el último en tomar la palabra previo a la develación de la escultura. Lemus recordó que son ya cuatro años consecutivos de acompañar a la comunidad hebrea en esta ceremonia. El funcionario lamentó que a 75 años del genocidio “seguimos viendo discursos de odio”, y exhortó a abogar y buscar una cultura de paz en México. 

JL

 

Por: El Informador