Dentro del tesoro bibliográfico de la Biblioteca destaca la Colección de Libros de Lenguas Indígenas que consta de 128 títulos y 166 volúmenes elaborados principalmente con fines de evangelización del siglo XVI al XX, que conservan el testimonio de diecisiete lenguas, pertenecientes a nueve familias lingüísticas distintas. Esto permite resaltar su importancia ya  que se trata de un conjunto de obras que constituyen el único testimonio existente con el que se cuenta sobre algunas lenguas, como es el caso de las coahuilteca, ópata y teguima.  De ahí que dicha colección fuera declarada Memoria del Mundo por la UNESCO.

 

Otros tesoros bibliográficos son: